Proyecto para la reforma de la sede social del Real Club Náutico de Vigo

Vigo

Javier Mariño. Estudio de arquitectura. Reforma de la sede social del Real Club Náutico de Vigo. Proyecto. Con Javier Vázquez Fernández. 2005-2010

Al comienzo del encargo no existía un programa de necesidades al uso, sino más bien una única necesidad, que era la de adaptar un edificio funcionalmente obsoleto a los usos actuales renovando, paralelamente, instalaciones y acabados que todavía son originales del edificio y cuya antigüedad compromete seriamente su funcionamiento.

Por ello, nuestro primer cometido fue el de crear ese programa de necesidades o guión que nos marcase las pautas de proyecto. El paso inicial era el de diagnosticar cual era el estado actual del edificio. Para ello, y para determinar la oportunidad o conveniencia de nuestra propuesta, procedimos a su análisis desde tres campos distintos pero coincidentes, comenzando por el más objetivo, que era el estado de conservación de sus elementos constructivos y terminando por el, probablemente, más subjetivo, que es el estudio de la deformación conceptual del edificio a través de las diferentes intervenciones sufridas.

El estado constructivo

El edificio transmitía un nivel de mantenimiento mínimo, restringido a las labores necesarias para mantener el funcionamiento estricto de las instalaciones iniciales salvo algunas intervenciones localizadas para la mejora de algunos servicios (aseos,…). Durante los últimos dos años se habían desarrollado trabajos de actualización de algunas instalaciones para permitir un funcionamiento correcto, aunque no dejan de ser pequeños trabajos de reparación sobre elementos totalmente obsoletos que precisan de una renovación integral.

El funcionamiento interno

Nos encontramos ante un edificio proyectado en 1944 cuya estructura interna respondía a las necesidades del club en ese momento del proyecto, pero el paso de los años y la evolución/cambio de los usos sociales ha ido provocando la progresiva falta de adaptación de los diferentes espacios a la demanda actual.

Hemos visto con anterioridad como se habían ido realizando reformas más o menos desafortunadas para dar respuestas a los cambios en las demandas de uso de la masa social del RCNV, pero la ausencia de un programa de crecimiento o renovación global lleva a la situación actual en la que, si bien ha aumentado la superficie útil del edificio respecto a su estado inicial, está sensiblemente infrautilizado, con grandes espacios des caracterizados y sin uso y otras áreas más específicas totalmente constreñidas y cuya perentoria expansión se realizó mediante la ocupación improvisada de locales anexos sin las dotaciones oportunas.

El resumen de esta obsolescencia funcional es un bello contenedor falto de contenido y, por ende, de vida.

La transformación del concepto original.

Para la elaboración de nuestra propuesta, además de toda la documentación original manejada se realizó un pormenorizado levantamiento de planos del edificio que revelaron intimidades que, en conjunto, definen una especie de incoherencia arquitectónica que ya había avanzado el Dr. Arquitecto D. Fernando Agrasar en su “Guía de Arquitectura de Vigo” al decir del edificio que “…La falta de rigor en la disposición de la estructura, cuyas correspondencias verticales están desvirtuadas en función de los elementos decorativos interiores, indican, junto con otros rasgos, el carácter esencialmente formal del repertorio moderno, industrial y naval de este edificio”.

Nos atrevemos a afirmar que no es sólo la ausencia de identidad estructura-edificio, sino otras cuestiones más relativas a composición y a distribución.

No obstante, el edificio original mostraba una hermosa composición, equilibrada y bien dispuesta, con sus pilares de popa hundidos en el mar y su terraza hacia la ciudad. Un magnífico e innovador -para la época y el lugar- ejemplo del racionalismo naval anticipado por el Club Náutico de San Sebastián de Aizpurúa y Labayen (1929).

La singularidad de la obra es el arma que le ha permitido defenderse en su emplazamiento, en el que permanece orgulloso, aunque con heridas de guerra provocadas por reformas y adiciones carentes de la sensibilidad necesaria y propias de urgencias inmerecidas por el edificio. En su momento, nos llamó poderosamente la atención el hecho de que la mayor parte de las reformas y ampliaciones realizadas sobre el edificio original (salvo la galería del lado Este, que tengamos conocimiento) hubieran sido suscritas por el mismo equipo técnico que proyectó el edificio original.

En respuesta casi matemática al diagnóstico y con un trabajo que intenta respetar el espíritu moderno e individualista del edificio original, recuperándolo de las últimas intervenciones dañinas y actuando con la profundidad necesaria para que esté dispuesto a proporcionar otros cincuenta años de vida activa al Club, recogimos en nuestra propuesta las siguientes acciones:

En planta baja:

– Dotación de un área de estar y relación para niños y jóvenes mediante un acceso que no interfiera con el vestíbulo principal.
– Reforma del volumen de la primitiva ampliación del gimnasio, creando una sala con un carácter más transparente y abierto que de lugar a una zona exterior cubierta mejor proporcionada.
– Demolición de la ampliación de la cafetería en el lado Este, restituyendo la composición de huecos y los acabados originales del edificio.
– Localización en planta baja del área administrativa y de atención al público: Se busca acercar estos servicios tanto al socio como al usuario externo.
– Se proyecta la creación de unos contenedores culturales polivalentes de dimensión variable para el desarrollo de las múltiples actividades generadas o acogidas por el club.
– Potenciación del acceso desde el paseo de las Avenidas a través de una zona porticada de distribución que mejora la relación del Club con los usuarios externos y permite además la coexistencia de actividades abiertas con las sinergias internas del Club sin interferencias pero con la percepción mutua de los movimientos, con lo que el edificio gana en dina- mismo.

Entreplanta:

– Ampliación de la entreplanta existente para expansión del área de administración y despachos de directivos sobre parte de las salas polivalentes de planta baja
– Ubicación en el mismo nivel de los locales de personal, archivo,.. reutilizando las entreplantas existentes.

En planta primera:

– Reordenación de usos en el ala Sur. Reformulación de los espacios existentes para conseguir un carácter global de planta social.
– Renovación de acabados y dotaciones del salón social.

En planta segunda:

– Reubicación del despacho de dirección en el “puente de mando” del edificio reproduciendo la situación anterior. Se poten- ciará su uso con la recuperación y la utilización de la terraza anexa, caracterizada por su relación con la ciudad.
– En el volumen que se sitúa sobre el núcleo de escaleras y que contiene a la gran vidriera lucernario que ilumina la caja de escaleras, se proyecta la mejora de las instalaciones existentes y el desarrollo de las que sean necesarias para el de- sarrollo del nuevo programa de usos a ejecutar como pueden ser; máquinas de climatización del restaurante, etc.

Proyecto:

2005-2010

Superficie:

2.462,26 m²

Presupuesto:

n.d.

Equipo:

F. Javier Vázquez (Arquitecto)

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para su aceptación y la de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para ampliar información.

ACEPTAR
Aviso de cookies